Blogia
El blog de Silverfox

Zapatero no se presentará a las próximas elecciones

    El presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero anunció hace varios días su intención de no volver a presentarse a las elecciones, después de completar dos legislaturas en su cargo.

    Sin duda, será recordado como uno de los peores dirigentes de la historia de España por su nula eficacia en materia económica y su costumbre de mentir sistemáticamente. Probablemente, su mayor error fue no desinflar la burbuja inmobiliaria cuando la economía iba mejor y el paro seguía disminuyendo. El segundo mayor error, consecuencia en parte del primero y en parte de formar parte de una Unión Europea absolutamente dominada por las tesis neoliberales, fue plegarse a esas tesis y abandonar la línea socialdemócrata que tanto había abanderado en la primera legislatura, aunque el anterior presidente español del PSOE (Felipe González) también realizó una política de marcado corte neoliberal, como se demostró en la privatización de importantes empresas estatales, como Seat, Pegaso, Repsol o Telefónica (esta última la completó Aznar en su primer mandato). Aunque ni Felipe González ni el propio Aznar llegaron al extremo de recortar los sueldos a los funcionarios.

    Son esos errores y su pésima gestión económica los que van a pasar factura, no sólo a él, a su partido. Es posible que la evolución del empleo, según la tendencia de los últimos meses, empiece a ser más positiva a medio plazo, pero el daño está hecho, porque España ha sido en los últimos años, con gran diferencia, el país europeo donde más ha crecido el paro (en algunas provincias los números dan miedo: por ejemplo, en Málaga, el paro ha pasado en pocos años de menos de un 10 al 30% actual).


    Por tanto, no hace falta tener muchas luces para deducir que el PP tiene el triunfo electoral en bandeja. Rajoy, o quien se presente por ese partido, ganará y probablemente por mayoría absoluta. No es para menos, un partido que ha creado un récord histórico de parados (más de cinco millones) y no hace más que recortar en gasto social y en partidas destinadas a la investigación, uno de los sectores que podrían sacarnos de la crisis y convertirnos en un país más avanzado, en vez de seguir confiando en otros sectores agotados, como la construcción, merece un castigo electoral.

    Es evidente que el PP no es la panacea, pero está demostrado que es más eficaz que el PSOE en lo que se refiere a gestión económica. Los números de la primera legislatura de Aznar (1996-2000) le avalan y explican la mayoría absoluta que logró ese partido en las elecciones de 2000, cuando alcanzó los 183 escaños (de un total de 350 diputados) frente a sólo 125 del PSOE, cuyo candidato fue Joaquín Almunia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres