Blogia
El blog de Silverfox

¿Veremos en un futuro próximo más episodios similares?

    Hace varias semanas, un parado de Valencia apareció ante una oficina de empleo armado con un cuchillo y varios palos como queja por no cobrar la prestación de desempleo hasta que fue reducido por seis policías.

    Aunque la violencia no se deba justificar, hasta cierto punto es comprensible el arrebato de este señor. Esta olla a presión que es España está alcanzando unos niveles insoportables y en cualquier momento puede estallar. Aquellos que tuvieron trabajo o prestaciones hasta ahora vivían tranquilos pensando que nunca se acabaría, ahora le ven las orejas al lobo, se desesperan y lo que ven es terrible, no hay que ser alarmistas pero en España se puede estar preparando una revuelta histórica.

    Algunas personas que llevan largos periodos de tiempo en esa situación son emocionalmente estables, lo que es bastante necesario para afrontar situaciones como solicitar ayudas sociales y ver rechazadas sus peticiones, alegando que, como viven con su familia, no tienen derecho a recibirlas. Pero no todos gozan de esa estabilidad anímica y ahí es donde pueden producirse disturbios y otros desórdenes sociales.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2010/04/16/valencia/1271412979.html

    VALENCIA | Tuvo que ser reducido por seis policías

   Un parado irrumpe en una oficina de empleo armado con un cuchillo y palos

  • El agresor había amenazado a los funcionarios de la oficina 24 horas antes
  • Al parecer, perdió los nervios al no poder cobrar la prestación de desempleo

 

    Según fuentes sindicales, los hechos tuvieron lugar el pasado martes cuando un hombre irrumpió en la oficina de empleo de la zona de Juan Llorens y comenzó a propinar golpes a mesas y sillas, así como a proferir amenazas al personal y a la directora de la entidad.

    Sin embargo, según fuentes de CCOO-PV, los acontecimientos no finalizaron aquí puesto que este hombre se presentó de nuevo al día siguiente a las puertas de la oficina con un cuchillo y palos y exigió que los empleados solucionaran su situación.

   Reducido por seis policías

    Fue necesaria la actuación de seis policías para reducir al agresor, el cual se encuentra en paro y que perdió los nervios al no poder cobrar la prestación de desempleo.

    Desde CCOO-PV se ha denunciado "la desprotección que sufren los trabajadores del Servicio Público Estatal de Empleo, así como la situación de condiciones inadecuadas y falta de medios materiales de las oficinas que no permiten prestar un servicio digno".

    Asimismo, la falta de información al ciudadano conlleva el incremento de la conflictividad en situaciones desesperadas, según ha apuntado el sindicato, que demanda "más protección para el personal" y la puesta en marcha de un "protocolo de agresiones".

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres