Blogia
El blog de Silverfox

Sueldos bajos, pobreza y solidaridad familiar

    Ante las declaraciones de un dirigente de las Nuevas Generaciones del PP, que propone reducir el salario mínimo (actualmente de 624 euros) hasta eliminarlo, se puede razonar que un sueldo de 400 euros (por poner una cantidad inferior al actual salario mínimo español) está muy bien para el que viva con unos padres bien situados, que sean, por ejemplo, médicos o ingenieros con 30 años de experiencia. Porque con el nivel de precios que tenemos, con ese dinero prácticamente te mueres de hambre.

    Es decir, que una persona puede aceptar ese sueldo siempre que tenga detrás un sólido colchón familiar. Porque trabajar perdiendo dinero y sin poder apenas ahorrar es completamente absurdo, tan estúpido como montar un negocio para que no te dé beneficios. Trae más a cuenta fingir una depresión y conseguir una pensión de por vida, aunque sea haciendo trampas.

    Pero tranquilos, que si la gente cobra eso se verá abocada a depender de su familia indefinidamente, muchos vivirán pasados los 40 años con sus padres jubilados, mientras tenemos a los políticos, tanto del Gobierno como de la oposición, repitiendo sus lemas (que de tanto repetirse aburren a las ovejas): "Qué ascazo de juventud", "Vaya gente más comodona, qué bien se está en casa de papá y mamá", "Yo a los 18 me fui de casa para no volver, mientras a esta gente no la echan del hotel familiar ni con agua caliente", "Estos jóvenes sólo saben hacer botellón y jugar a la Play" o "No se mueven por nada, yo a su edad corría delante de los grises y me llevé varios meses en la cárcel" (que den gracias a eso último, que si la gente se moviese algo, no estaría la situación como está). O se echarán las manos a la cabeza si la gente hace cola en próximos años por emigrar a países latinoamericanos o incluso del norte de África (no hay que descartarlo, cosas más raras se han visto).

    De cualquier forma, la solidaridad familiar es la razón de que no tengamos unos niveles de pobreza y delincuencia propios de cualquier país sudamericano.

    Teniendo en cuenta la relación salarios/precios, se puede garantizar que sin apoyo económico familiar el 80%, más o menos, de los jóvenes españoles viviría directamente en condiciones de pobreza. Pero como muchos padres de esos jóvenes (y no tan jóvenes) tienen buenos sueldos (desde simples curritos hasta ingenieros, médicos o funcionarios del grupo A) o pensiones (en el caso de los jubilados) eso "tapa" la pobreza que sufriría mucha gente si no fuese por el colchón familiar.

    Por supuesto, esa solidaridad familiar es una bendición para los poderosos (políticos, banqueros, grandes empresarios) porque con ella la gente no se les echa encima ni arden las calles, es una verdadera cortina de humo que tapa la pobreza.

    Lo peor es que algunos la ven como algo positivo y piensan que la crisis hará que se refuerce la unidad familiar, cuando la familia tradicional es una institución opresora donde las haya y sería nefasto que la solidaridad familiar sustituyese gradualmente al Estado del bienestar, como parece que está empezando a ocurrir.

    Supondría que o tienes una familia bien situada que te proteja o te toca pasar grandes apuros. O que familiares que no se soportan se vean obligados a convivir para no caer en la miseria (de hecho, muchas personas de 30-35 años que viven con sus padres porque no les queda más remedio están hartísimas de ellos, de tener que seguir sus normas y dar a esas edades explicaciones de lo que hacen o dejan de hacer). ¿De verdad desea eso cualquier persona con dos dedos de frente y un mínimo de inteligencia?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres