Blogia
El blog de Silverfox

Si no hubiese inmigrantes

    Quizá algunos se hayan planteado alguna vez qué pasaría en España si no hubiese extranjeros venidos de todas partes del mundo y qué ventajas e inconvenientes tendría.

    Pero no hace falta ser muy listo para enumerar algunos de los beneficios que obtendríamos si se fuesen los inmigrantes:

    1. Una enorme reducción de la delincuencia y una gran mejora de la seguridad ciudadana. La tasa de delincuencia entre inmigrantes es siete veces superior a la de los españoles, y eso sin tener en cuenta que entre los españoles hay gitanos y extranjeros nacionalizados.

    2. Los servicios públicos sanitarios dejarían de estar colapsados, la educación, que de entrada estaba mal y ha sido reducida a niveles paupérrimos por meterles en clase, incluso sin hablar español, se recuperaría sensiblemente y los transportes públicos (cercanías, metro, autobuses) se descargarían sensiblemente.

    3. Reducción del presupuesto de ayudas sociales, que además se destinaría únicamente a españoles, que son quienes más las necesitan.

    4. Mejora del pequeño comercio local, que se libraría de la competencia desleal e ilegal que suponen los negocios chinos, árabes y sudamericanos.

    5. Incremento de la productividad. Millones de personas sin cualificación se marcharían de golpe. Sólo estadísticamente la productividad crecería. La reducción del exceso de mano de obra no cualificada obligaría a gobierno y empresas a esforzarse por aumentar la productividad.

    6. Paz y tranquilidad para miles de vecinos, menos ruidos en las casas, desaparecerían las peleas y reyertas de moros y sudamericanos, liberación de espacios públicos (parques, centros deportivos) que han sido invadidos por inmigrantes.

    7. De cerca de siete millones de inmigrantes que hay, menos de dos millones cotizan a la Seguridad Social (es decir, un 30% aproximadamente). Eso significaría librarnos de casi cinco millones de improductivos que parasitan el sistema.

    8. Fin de la fuga de capitales que suponen los inmigrantes. Mediante remesas -como el dinero que mandan los ecuatorianos o peruanos a sus familiares que se han quedado en sus países de origen-  hemos perdido 7.000 millones euros al año.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres