Blogia
El blog de Silverfox

En defensa de los "ni-nis"

    Ríos de tinta se han escrito en los últimos meses sobre los llamados "ni-nis" (aquellas personas que ni estudian ni trabajan), a los que se considera parásitos sociales, una lacra y que según algunos representan a la mayor parte de la juventud española actual.

    Pero nada más lejos de la realidad: esos artículos escritos por periodistas al servicio del poder y sociólogos de medio pelo son sólo una cortina de humo. Su objetivo es desviar la atención sobre los verdaderos responsables de la crisis y usar a los jóvenes como cabezas de turco. Es una solución fácil y una forma sencilla de echar balones fuera, se ataca e incluso criminaliza a la juventud porque siempre se ha tenido esa costumbre, no es algo exclusivo de nuestros tiempos, sino que se ha dado históricamente en todas las sociedades.

    Simplemente, estudiar una carrera (o dos), un máster y aprender idiomas para estar 10 años encadenando becas "de formación" y llegar a los 35 o cerca de los 40 sin haber cotizado un duro a la Seguridad Social y con la vida laboral en blanco (a pesar de haber trabajado como un chino) es completamente absurdo.

    Para eso, trae más a cuenta irse a una obra, meterse a camarero con 18 años, que en la hostelería hay trabajo para aburrir (con o sin crisis) o prepararse unas oposiciones de conserje o auxiliar administrativo, para las que suele bastar con el Graduado Escolar o haber terminado la ESO, y cuando saques plaza vuelves a estudiar, haces una carrera con tranquilidad y cuando la termines te puedes presentar a las oposiciones de promoción interna.

    Personalmente, tengo bastantes esperanzas en esta generación que ahora tiene 20-30 años aproximadamente y no hay que hacer mucho caso a estos artículos que denuncian que muchos jóvenes no estudian ni buscan empleo. Yo no lo veo mal, en vista del panorama que hay. Toda esta porquería, esta durísima realidad social les ha venido impuesta a los jóvenes y lo normal es contemplarla con horror y rechazo. ¿Para qué van a querer formar parte de esta pantomima?

    ¿Qué sentido tiene matarse por un trabajo-basura? ¿Matarse a estudiar? ¿Para qué?
Un trabajo-basura de esos que no dan mas que cansancio y pérdida de salud, con un rédito económico ínfimo, con los que no puedes independizarte, en los que frecuentemente ni se cotiza a la Seguridad Social, ¿hay que matarse por conseguirlo y luego cada día por mantenerlo? Creo que la resistencia de muchos de ellos es más valiosa que la participación y alimentación de una estructura enferma en la que nadie cree. España no funciona. Europa funciona relativamente mal, pero España no funciona en absoluto. Mientras puedan resistir, hacen bien en resistirse.

    Por parte de los cincuentones o sesentones que viven como jeques árabes aunque no sepan ni freír un huevo o quien sea que haya arremetido contra ellos, me parece mezquino y lo de siempre: ir a por el eslabón más débil. En este país es algo bastante corriente. En este país sin nombre ya.

    En cambio, muchos desgraciados se han dejado llevar por la titulitis y de poco les ha servido, pues España es el país del mundo donde más infravalorados están los estudios. ¿Por qué? Pues por la misma razón que las viviendas están sobrevaloradas. ¿Qué razón? ¿Franco? ¿Felipe? ¿Aznar? ¿Zapatero? ¿Cuál es la razón?

    Las razones son unas cuantas, pero la más importante es fea de reconocer: los "pringados" que han decidido sacrificar sus mejores años para "titulitearse" de cualquiera chorrada y por "hiperhipotecarse" a cualquier precio. Ellos son los principales culpables de casi todo. Porque son catetos cerriles y son legión, tanto es así que arrastran los mercados de trabajo a la degradación. Y el mercado del ladrillo, y cualquier otra cosa donde apunten con su nariz.

    Si hay alguien que en este país no tiene la culpa de nada, son los más jóvenes. Ellos son los prejudicados principales, no los autores de esta porquería. Señalarlos es propio de corazones revenidos y degenerados. Pero los jóvenes no son para nada los tontos lerdos que algunos piensan y se están dando cuenta de todo. Cuidado.

    En cualquier caso, considero mucho más dignos de respeto y admiración a los que llevan a cabo una resistencia pasiva, e incluso una revolución silenciosa, contra un sistema injusto y que les maltrata que a esos titulados con máster e idiomas que se humillan por conseguir una beca de 600 euros, sin alta en la Seguridad Social y que no lleva a ninguna parte, se llevan años y años enlazando becas similares u otros trabajos sin contrato, se hipotecan a 40 años con el aval de sus padres, porque "es lo que hay", lo propio de la "gente decente" y no se mueven por mejorar sus condiciones laborales pero salen a la calle si su equipo de fútbol baja a Segunda.

    En fin, nos podemos dar cuenta de que "la gente de orden" y "la sociedad decente" los crucifica porque se salen de lo convencional, de lo aceptado y establecido por la generación del 68, los que ahora tienen 60 años, más o menos, y se pegan la gran vida, aunque lleven 30 años apalancados, sin haber aprendido nada nuevo y sean inútiles hasta para encender un ordenador.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres