Blogia
El blog de Silverfox

Deportes

Termina la temporada en Segunda División

 

  Equipos PJPGPEPPGFGCDifPts
LaLiga Santander.svg1.Levante (A) (C)Straight Line Steady.svg4225985732+2584
LaLiga Santander.svg2.Girona (A)Straight Line Steady.svg422010126545+2070
LaLiga Santander.svg3.Getafe (Q)Straight Line Steady.svg421814105543+1268
LaLiga Santander.svg4.Tenerife (Q)Green Arrow Up.svg42161885037+1366
LaLiga Santander.svg5.Cádiz (Q)Red Arrow Down.svg421616105540+1564
LaLiga Santander.svg6.Huesca (Q)Straight Line Steady.svg421615115343+1063
 7.Real ValladolidStraight Line Steady.svg42189155247+563
 8.Real OviedoStraight Line Steady.svg421710154747061
 9.Club Deportivo LugoGreen Arrow Up.svg421413154952-355
 10.CórdobaGreen Arrow Up.svg421413154252-1055
 11.ReusRed Arrow Down.svg421316133129255
 12.Rayo VallecanoGreen Arrow Up.svg421411174444053
 13.Sevilla AtléticoGreen Arrow Up.svg421314155556-153
 14.Gimnàstic de TarragonaStraight Line Steady.svg421216144047-750
 15.AlmeríaRed Arrow Down.svg42149194449-551
 16.Real ZaragozaGreen Arrow Up.svg421214165052-250
 17.NumanciaRed Arrow Down.svg411117134047-750
 18.AlcorcónRed Arrow Down.svg421311163243-1150
Sub off.svg19.UCAM Murcia (D)Straight Line Steady.svg421115164251-948
Sub off.svg20.Mallorca (D)Straight Line Steady.svg42918154250-845
Sub off.svg21.Elche (D)Straight Line Steady.svg421110214963-1443
Sub off.svg22.Mirandés (D)Straight Line Steady.svg41814193866-2838

 

     A falta de un partido intrascendente que se juega esta tarde entre el Numancia y el Mirandés, anoche se jugó la última jornada de Segunda División de esta temporada 2016-2017.

     Casi todo estaba decidido antes de jugarse la última jornada, salvo un puesto para el play-off de ascenso a Primera División y una plaza de descenso.

     Los equipos que ascienden directamente son el Levante, que ha sido líder destacado casi toda la temporada y logró su objetivo a finales de abril, y el Girona, que lo consiguió la semana pasada tras empatar a cero con el Zaragoza y tras varios años intentándolo.

     Las plazas para el play-off de ascenso (del que saldrá el tercer equipo que suba a Primera) corresponden al Getafe (que descendió el año pasado tras doce temporadas seguidas en Primera y que ha tenido una aportación fundamental de varios ex-jugadores del Betis, sobre todo Jorge Molina, su goleador), el Tenerife (histórico equipo canario que lleva varias años consecutivos en Segunda), el Cádiz (a pesar de haber ascendido de Segunda B la temporada pasada) y el sorprendente Huesca.

     Han descendido a Segunda División B el UCAM Murcia (que debutaba en Segunda), los históricos Elche y Mallorca (que estuvieron en Primera hace pocos años: el Elche de 2013 a 2015, mientras que el Mallorca descendió a Segunda en 2013, tras dieciséis años seguidos en Primera y algunos éxitos notables, como dos terceros puestos, una participación en la Champions League y un título de Copa del Rey) y el Mirandés (colista durante muchas jornadas).

     Del resto de equipos, se puede destacar que el Sevilla Atlético ha sido el único filial que ha jugado en Segunda esta temporada. Ha hecho una campaña aceptable, moviéndose siempre por la zona media de la clasificación y sin problemas para mantenerse. Otros históricos que han jugado en Segunda son el Valladolid, el Oviedo y el Zaragoza.

     Los pucelanos han quedado séptimos, empatados a puntos con el Huesca pero con peor diferencia de goles, lo que les deja fuera del play-off. Llevan tres años sin jugar en Primera, desde la temporada 2013-2014. Los asturianos ascendieron a Segunda en 2015, tras doce años entre Segunda B y Tercera, y han quedado octavos, también con posibilidades de jugar el play-off hasta el final. Por su parte, el Zaragoza, a pesar de su brillante historial (casi siempre ha estado en Primera, tiene seis Copas, dos títulos europeos y muchas veces ha sido un equipo de nivel medio-alto), sufre una mala situación económica, lleva ya cuatro temporadas consecutivas en Segunda y no parece tener perspectivas de volver a Primera a corto plazo. Su temporada ha sido francamente floja, quedando en la zona media-baja de la clasificación y asegurando la permanencia en la penúltima jornada.

El Madrid gana su duodécima Copa de Europa

     

     El Real Madrid consiguió anoche en Cardiff (Gales) la duodécima Copa de Europa de su historia al ganar claramente a la Juventus (4-1). Gracias a esto, el Madrid se convierte en el primer equipo que gana dos Copas de Europa seguidas desde el cambio de formato del torneo (llamado Liga de Campeones o Champions League desde hace 25 años).

     Empezó el partido con fuerza la Juventus, dominando y presionando muy arriba y Pjanic tuvo una clara ocasión pero Navas hizo una buena parada. Después el Madrid empezó a tener más el balón, el partido se igualó y Cristiano Ronaldo hizo el primer gol a los 20 minutos. La Juve no tardó mucho en reaccionar y empató en el minuto 27 con un gol de chilena del croata Mandzukic, ex-jugador del Bayern y el Atlético.

     Terminó el primer tiempo con empate a uno. Había sido muy igualado, pero en la segunda parte el Madrid hizo valer el peso de la historia y barrió a la Juve. Dominó desde el inicio, tuvo varias ocasiones en el primer cuarto de hora, destacaron especialmente las excelentes actuaciones de Kroos, Modric e Isco y en el minuto 60 marcó su segundo gol en un potente remate de Casemiro que tocó en Khedira (que había jugado antes en el Madrid). Este gol dejó muy tocados a los italianos y el Madrid aprovechó para marcar otro (de Cristiano Ronaldo) y dejar prácticamente sentenciado el partido.

     Aún quedaba media hora pero poco más se puede contar del resto del partido. La Juventus sólo inquietó pasado el minuto 80, al rematar fuera Álex Sandro una falta lanzada por Dani Alves. Poco después, el equipo turinés se quedó con 10 jugadores al ser expulsado Cuadrado. Y con el partido a punto de acabar, Asensio redondeó el resultado y marcó el cuarto gol del Madrid, que se proclamaba por duodécima vez campeón de Europa y con un resultado amplio, a pesar de la solidez de la Juve, que sólo había recibido tres goles en la Champions de esta temporada antes de la final.

     Otros datos interesantes sobre el partido de ayer son los siguientes:

     - El Madrid gana su sexta Copa de Europa en los últimos 20 años, la quinta en lo que va de siglo y la tercera de los últimos cuatro años (fue campeón también en 2014 y 2016, en ambos casos ganando al Atlético en la final). También ha sido la primera vez en 57 años que ha jugado dos finales seguidas. Asimismo, hacía 59 años que no ganaba la Liga y la Copa de Europa en una misma temporada. Tiene cinco Copas de Europa más que el segundo equipo más laureado, el Milan, que tiene siete títulos, el último conseguido hace diez años (en 2007) y que lleva tres temporadas sin participar en competiciones europeas.

     - Para Zidane es su tercera Copa de Europa, la segunda como entrenador, ya que también gano una como jugador (todas con el Real Madrid).

     - Cristiano Ronaldo ya suma cuatro Copas de Europa en su palmarés. La primera la consiguió en 2008 con el Manchester United, las otras tres las ha logrado con el Madrid (2014, 2016 y 2017).

     - Por contra, la Juventus ya ha perdido siete finales de Copa de Europa, todo un récord negativo. Fue dos veces campeona (en 1985 y 1996), pero perdió las finales de 1973, 1983, 1997, 1998, 2003, 2015 y 2017. El equipo italiano estuvo hasta hace dos años empatado en este sentido con el Bayern de Múnich y el Benfica, pero en 2015 perdió la final de Berlín ante el Barcelona (3-1) y pasó a ostentar ese récord en solitario. Su contundente derrota en la final de ayer ante el Madrid (con el que también perdió en 1998 por 1-0) le hace incrementar esa marca negativa.

Acabó la Liga 2016-2017: el Madrid vuelve a ser campeón y descienden Sporting, Osasuna y Granada

     El pasado domingo 21 de mayo acabó la Liga de fútbol 2016-2017 y el Real Madrid volvió a ganar el título (el número 33 de su historia) tras vencer en Málaga (0-2). El equpo blanco no lograba ser campeón de Liga desde hacía cinco años (temporada 2011-2012, cuando lo entrenaba Mourinho). El miércoles pasado venció en Vigo al Celta (1-4) en un partido aplazado por razones climáticas y le bastaba un empate en la última jornada para proclamarse campeón. Pero decidió resolver por la vía rápida y a los dos minutos marcó Cristiano Ronaldo. En la segunda parte, un gol de Benzema sentenció el partido. Se puede considerar justo el título del Madrid, que ha sido líder durante casi toda la temporada y ha mostrado una gran regularidad.

     Por su parte, el Barcelona (claro dominador de la Liga española desde finales de la pasada década) ganó al Eibar por 4-2 (remontando un 0-2) y quedó segundo. Llegó a ser líder varias jornadas (empatado a puntos con el Madrid, pero con un partido más) hasta que la victoria del Madrid en Vigo de la semana pasada le hizo volver al segundo puesto y con muy pocas opciones de ganar la Liga. Los azulgranas han hecho una temporada relativamente floja, perdiendo partidos con equipos de mitad de la tabla para abajo, como el Deportivo y el Málaga, y cayendo en cuartos de la Champions ante la Juventus (al que ganó la final de hace dos años, pero que lleva seis años seguidos siendo campeón de la Liga italiana). El único título que podría ganar sería la Copa del Rey: jugará la final ante el Alavés este sábado 27 de mayo.

     Por debajo, todos los descensos se han decidido antes de la última jornada, algo que no ocurría desde hacía más de diez años.

     Osasuna bajó en la jornada 34, tras caer goleado (7-1) en el Nou Camp y ganar el Leganés a Las Palmas. Aunque ha quedado penúltimo, fue colista durante la mayor parte de la temporada, siempre con unas puntuaciones ínfimas, y ha recibido la impresionante cantidad de 94 goles (es el tercer equipo más goleado de la historia de la Primera División, por detrás del Lleida y el Nàstic de Tarragona). El Granada, después de varios años salvándose por los pelos, descendió en la jornada 35, al perder en San Sebastián por 2-1 ante la Real Sociedad y ha terminado como colista con sólo 20 puntos, igualando la puntuación del Córdoba de hace dos años. El otro equipo que ha bajado a Segunda es el Sporting de Gijón. Ascendió en 2015, el año siguiente se salvó muy justo y esta temporada ha descendido en la penúltima jornada.

     En cualquier caso, este año los puestos de abajo han estado muy perfilados desde mediados de temporada y los tres equipos que han descendido llevaban meses entre los últimos. También se puede destacar que la permanencia ha sido más barata que nunca: el Sporting, que quedó antepenúltimo y que ha marcado el descenso, sólo ha sumado 31 puntos. El Deportivo celebró la salvación en la penúltima jornada, al llegar a los 33 (con uno menos también le habría bastado). Hasta entonces, la salvación más fácil se produjo hace dos años (temporada 2014-2015), cuando el Granada y el Deportivo se mantuvieron en Primera con 35 puntos.

     El tercer puesto, que también supone la clasificación directa para la Champions League, ha sido para el Atlético de Madrid, que ha hecho un buen tramo final de temporada y ha superado al Sevilla, que ha sido cuarto y tendrá que jugar una fase previa este verano.

     El quinto y sexto puesto, que dan acceso a la Europa League (la UEFA de toda la vida), han sido para el Villarreal y la Real Sociedad, respectivamente. El Athletic de Bilbao ha quedado séptimo, tras perder con el Atlético en la despedida del Calderón, y sólo irá a Europa si el Barcelona gana la Copa.

     Se puede destacar al Alavés como el equipo revelación de la temporada. Se ha mostrado muy ordenado y fuerte en defensa y ha quedado noveno, a pesar de que llevaba diez años sin jugar en Primera, además de llegar a la final de la Copa del Rey. Abajo se puede ver imagen de su equipo titular:

También ha hecho un buen papel el modesto Eibar, que ha jugado su tercera temporada consecutiva en Primera, y ha quedado décimo, el mejor puesto de su historia. Las dos temporadas anteriores hizo buenas primeras vueltas, pero bajaba mucho en las segundas. En cambio, esta temporada ha tenido más regularidad y casi siempre se ha movido entre el séptimo y el décimo puesto.

     También se puede hacer una mención especial al Leganés, que ha debutado en Primera y ha logrado mantenerse. Siempre fuera de los puestos de descenso, el equipo madrileño logró la permanencia en la penúltima jornada, gracias a su empate a uno en San Mamés. En la imagen inferior, sus jugadores más habituales:

El Madrid gana su undécima Copa de Europa

    El Real Madrid logró ayer (28 de mayo) en el Estadio de San Siro (Milán) su undécima Copa de Europa tras empatar a uno con el Atlético de Madrid y ganar en la tanda de penaltis.

    El equipo blanco empezó ganando el partido gracias a un gol de Sergio Ramos a los quince minutos de la primera parte, al rematar una falta lanzada por Kroos. Además del gol, dominó claramente en la primera parte y mostró más intensidad.

    Pero en el segundo tiempo, el Atlético salió con otra actitud y pudo empatar el partido en un penalti de Pepe sobre Torres, pero Griezmann falló el lanzamiento. Después, el Madrid tuvo varias ocasiones para ampliar el resultado y dejar casi sentenciada la final. Sin embargo, fue el Atlético quien marcó: un gol de Carrasco, ya en el último cuarto de hora, supuso el empate a uno y forzó la prórroga, como ya ocurriese hace dos años, aunque en aquella final fue el Atlético quien empezó ganando y el Madrid el que empató.

    La prórroga no cambió el resultado. El desgaste físico era evidente en los dos equipos y, finalmente, se llegó a la tanda de penaltis, que transcurrió de esta manera:

    Lucas Vázquez marcó el 1-0, Griezmann empató, Marcelo hizo el 2-1, Gabi empató de nuevo, Bale marcó el tercero del Madrid, otra vez empató Saúl y Sergio Ramos consiguió el 4-3. Pero Juanfran falló el cuarto penalti del Atlético, de forma que si el Madrid acertaba el siguiente lanzamiento se proclamaba campeón. Cristiano marcó el quinto penalti de su equipo, que lograba así su undécima Copa de Europa cuando ya habían pasado las once y media de la noche.

    Con este resultado, el Madrid ya tiene once Copas de Europa. Sólo ha tardado dos años en volver a ganar esta competición (el anterior título también lo consiguió ante el Atlético, en Lisboa en 2014, al ganar en la prórroga por 4-1). También ha ganado las cinco primeras (entre 1956 y 1960), fue campeón por sexta vez en 1966, pasó más de treinta años sin volver a ser campeón de Europa, pero después consiguió tres títulos más en pocos años (1998, 2000 y 2002) y ha ganado los dos últimos en 2014 y el actual año 2016.

    A cierta distancia le sigue el Milan, con siete títulos, pero de capa caída desde hace tiempo (lleva años sin jugar competiciones europeas) y el Barcelona, el Liverpool y el Bayern de Múnich, con cinco Copas de Europa cada uno; el Ajax (cuatro títulos) y el Inter de Milán y el Manchester United (tres veces campeones de Europa).

    Para Zinedine Zidane, entrenador del Madrid, supone la primera Copa de Europa en su palmarés como técnico, pero también ganó ese título como jugador con el mismo equipo en 2002. Aquella final acabó con el resultado de 2-1 y el segundo gol del Madrid lo marcó él al final del primer tiempo.

    Zidane es la séptima persona que gana la Copa de Europa como jugador y como entrenador: antes lo consiguieron Miguel Muñoz (1956, 1957 y 1958 como jugador del Madrid, 1960 y 1966, como entrenador en el mismo equipo); Giovanni Trapattoni (1963 y 1969 como jugador del Milan, 1985 como entrenador de la Juventus); Johan Cruyff (1971, 1972 y 1973 como jugador del Ajax, 1992 como entrenador del Barcelona); Frank Rijkaard (1989, 1990 y 1995 como jugador (los dos primeros títulos en el Milan, el tercero en el Ajax), 2006 como entrenador del Barcelona); Carlo Ancelotti (1989 y 1990 como jugador del Milan, 2003, 2007 y 2014 como entrenador (los dos primeros años, también con el Milan y el último con el Madrid)); y Josep Guardiola (1992 como jugador del Barcelona, 2009 y 2011 como entrenador del mismo equipo).

    Entre ellos, como se puede ver, Miguel Muñoz, Josep Guardiola, Carlo Ancelotti y el propio Zidane alcanzaron este doble éxito con el mismo club: Muñoz y Zidane con el Madrid, Guardiola con el Barcelona y Ancelotti con el Milan.

Ya ha terminado la Liga 2015-2016 en Primera División

    El pasado fin de semana se jugó la última jornada de la temporada 2015-2016 en Primera División. Empezó el viernes por la noche con un partido entre el Valencia y la Real Sociedad, cuyo único interés era cuál de esos equipos (en caso de ganar) quedaría entre los diez primeros. La victoria final de la Real, con un gol en el último minuto, permitió quedar noveno al equipo vasco.

    El sábado por la tarde se decidió la Liga, pues jugaban el Barcelona y el Real Madrid. Los azulgranas dependían de sí mismos y les bastaba con ganar al Granada (ya salvado desde el fin de semana anterior) para conquistar el título. El Madrid jugó en La Coruña ante el Deportivo (también salvado desde la jornada anterior) y antes de la media hora ya ganaba 0-2, un resultado que provisionalmente le daba el primer puesto y, por tanto, el título. Pero el Barcelona marcó otros dos goles (ambos de Luis Suárez) aún en el primer tiempo y conseguía su objetivo. El propio Suárez marcó el tercer gol de su equipo casi al final del partido y fue el máximo goleador de la Liga (con 40 tantos), además de contribuir decisivamente a que el Barcelona haya sido campeón esta temporada.

    Con esto, los catalanes confirman su dominio arrollador del fútbol español, al haber ganado seis de las últimas ocho Ligas (en 2009, 2010, 2011, 2013, 2015 y 2016) frente a una del Madrid (en 2012) y otra del Atlético (en 2014).

    El mismo sábado se jugaron otros partidos, importantes para decidir las plazas de la UEFA. El Athletic de Bilbao logró la quinta plaza, que le garantiza jugarla directamente, al vencer al Sevilla en San Mamés por 3-1, mientras el Celta (que perdió por 2-0 en el Calderón ante un Atlético que ya no tenía posibilidades de ganar la Liga) queda sexto y tendrá que jugar una fase previa este verano.

    Por último, el domingo se jugó a mediodía un Málaga-Las Palmas, que ganó por 4-1 el equipo andaluz, que logra la octava plaza, y a partir de las siete y media de la tarde hubo tres partidos, en los que se decidió el descenso (tres equipos para dos plazas, con el Levante ya descendido desde hacía dos jornadas): Betis-Getafe, Sporting-Villarreal y Rayo-Levante.

    El Sporting consiguió la permanencia gracias a su victoria por 2-0 ante el Villarreal, mientras el Rayo y el Getafe bajaron a Segunda: los primeros, a pesar de ganar por 3-1 al Levante y los segundos tras perder por 2-1 ante el Betis, que ya estaba salvado pero que consigue el décimo puesto al ganar su partido.

    El Rayo llevaba cinco años en Primera (había ascendido en 2011 junto al Betis y el Granada), los cuatro últimos entrenado por Paco Jémez (que en su primera temporada dejó a los franjirrojos en octava posición, la mejor clasificación de su historia).

    El Getafe desciende tras doce años en la máxima categoría (ascendió en 2004), incluyendo algunos éxitos notables, como las dos finales de Copa que jugó en 2007 y 2008 y el sexto puesto logrado en 2010. Había acabado la primera vuelta en mitad de la tabla, pero una pésima segunda vuelta le hundió. Pasó por una situación similar hace dos años (temporada 2013-2014) y llegó a estar quince partidos sin ganar, pero un empujón en el último mes de temporada le permitió salvarse.

Este año se repetirá la final de la Champions de 2014 entre el Madrid y el Atlético

    La final de la Champions League del actual año 2016, que se jugará en el estadio de San Siro de Milán el próximo sábado 28 de mayo, tendrá los mismos equipos que en 2014: el Real Madrid y el Atlético de Madrid.

    Aquel año el Madrid eliminó al Bayern de Múnich (ganando por 1-0 en el Bernabéu y 0-4 en Alemania), mientras el Atlético hizo lo mismo con el Chelsea, tras empatar a cero en el Calderón y ganar en Londres por un claro 1-3. El Madrid ganó la final por 4-1, pero el Atlético fue ganando durante mucho tiempo y el Madrid sólo fue capaz de forzar la prórroga con un gol de Sergio Ramos casi en el último momento.

    Esta temporada el Atlético ha eliminado al Bayern y el Madrid al Manchester City. 

    El Atlético jugó ayer en Múnich el partido de vuelta de las semifinales. Había ganado en casa en la ida por 1-0 con un gol de Saúl en la primera parte. En la vuelta perdió por 2-1, pero pasa a la final gracias al valor doble de los goles en campo contrario. Marcó primero el Bayern por medio del español Xabi Alonso (ex-jugador de la Real Sociedad, Liverpool y Real Madrid) y poco después falló un penalti, que podría haber sido el 2-0. En la segunda parte, Griezmann empató para el Atlético, al que se le ponía muy de cara la eliminatoria, pues obligaba al Bayern a marcar dos goles para alcanzar la final. El delantero polaco Lewandowski marcó el segundo gol del equipo alemán y el Atlético tuvo un penalti a su favor que le habría permitido jugar muy tranquilo el tramo final del partido, pero Torres lo falló. Pese a todo, aguantó el resultado y logró pasar a la final, la tercera de su historia y la segunda en tres temporadas (las anteriores fueron en 1974 y 2014). Este resultado confirma la "maldición española" de Guardiola, que en los tres años que ha entrenado al Bayern siempre ha caído en semifinales de la Champions ante equipos españoles: el Madrid hace dos años, el Barcelona la temporada pasada y el Atlético este año.

    Por su parte, el Madrid también repite la final de 2014 al haber eliminado esta noche al Manchester City, tradicionalmente el hermano pobre de su ciudad y a la sombra del Manchester United (tres veces campeón de Europa) hasta hace pocos años, cuando un jeque árabe se hizo cargo del equipo inglés y ha invertido cientos de millones en fichar jugadores, algunos de ellos procedentes de equipos españoles como el Kun Agüero (ex-jugador del Atlético), Yaya Touré (antes en el Barcelona) o Jesús Navas (que jugó en el Sevilla). La ida, jugada en Manchester, acabó con empate a cero, pero el Madrid tuvo varias ocasiones en los últimos veinte minutos de partido. La vuelta se ha jugado hoy en el Bernabéu y ha terminado hace poco más de media hora, con la victoria del Madrid por 1-0. El gol fue marcado por Fernando en propia puerta, mediado el primer tiempo, y tras centro de Bale (uno de los jugadores más destacados del Madrid en los últimos partidos). En la final, el Madrid tendrá la posibilidad de ganar su undécima Copa de Europa. Para el Manchester City también ha sido un año histórico: solía superar las fases de grupos sin muchos problemas, pero siempre caía en octavos. Por tanto, llegar a semifinales es un éxito notable para el equipo inglés.

    La final de Milán entre Madrid y Atlético también es la tercera de la historia de la Copa de Europa entre equipos españoles. La primera fue en el año 2000, cuando la jugaron el Real Madrid y el Valencia. El Madrid se impuso por 3-0 y ganó su octavo título. La segunda fue la ya mencionada de 2014, ganada nuevamente por el Madrid (4-1, con prórroga incluida).

El Barcelona, pentacampeón de Europa

El Barcelona ganó anoche en Berlín su quinta Copa de Europa, tras vencer a la Juventus por 3-1.

El equipo español marcó muy pronto, a los cuatro minutos de partido. Messi inició la jugada, pasó el balón a Jordi Alba, después pasó por Neymar, Iniesta y finalmente Rakitic, que logró el primer gol del partido. Durante el primer tiempo el Barcelona dominó completamente el partido y tuvo oportunidades para conseguir un segundo gol, pero Buffon, el veterano portero de la Juve, lo evitó con sus intervenciones.

En la segunda parte, apretaron los italianos y consiguieron empatar a los diez minutos con un gol de Morata, ex-futbolista del Madrid, donde tuvo pocas oportunidades y ahora un jugador clave en la Juventus. El Barcelona sufrió unos minutos de desconcierto, pero volvió a marcar mediado el segundo tiempo. Messi remató y Buffon rechazó su disparo, pero Luis Suárez recogió el rechace y marcó el segundo gol de su equipo.

A partir de ahí, el Barcelona de nuevo controló el partido, demostró su mayor calidad y tuvo ocasiones de sobra para marcar el tercer gol, que no llegaría hasta muy al final. En la última jugada del partido, tras siete minutos de descuento, con la Juve volcada en busca del empate, Pedro montó un rápido contraataque con mucho espacio por delante y Neymar remató la jugada.

Así pues, el Barcelona ya es, junto con el Bayern de Múnich y el Liverpool, el tercer equipo con más Copas de Europa. Sólo le superan su gran rival, el Real Madrid, que tiene diez títulos (el último, conseguido el año pasado), y el Milan, que ha sido siete veces campeón de Europa, aunque está sufriendo una larga crisis e incluso se ha quedado fuera de las competiciones europeas en las dos últimas temporadas.

También se debe destacar que el Barcelona ha conseguido cuatro de esas Copas de Europa en los últimos 10 años (la primera la ganó en 1992 y las demás en 2006, 2009, 2011 y 2015), lo que le convierte en la última década en el claro dominador del fútbol europeo. Las seis restantes finales de la Champions League de esa época han sido ganadas cada una por un equipo diferente: Milan (2007), Manchester United (2008), Inter de Milán (2010), Chelsea (2012), Bayern de Múnich (2013) y Real Madrid (2014).

Por su parte, la Juventus, aunque tiene un palmarés europeo muy bueno (dos Copas de Europa, ganadas en 1985 y 1996 y tres UEFAS, las mismas que el Inter y el Liverpool y sólo superado por el Sevilla, cuatro veces campeón de esa competición), ha batido un récord negativo, al convertirse en el equipo que ha perdido más finales de Copa de Europa, en total seis (hasta ayer estaba igualada en ese sentido con el Bayern y el Benfica).

El equipo turinés ha perdido las siguientes finales de Copa de Europa: la de 1973 ante el Ajax de Cruyff y Neeskens (1-0), la de 1983 con el Hamburgo (también por 1-0), la de 1997 contra el Borussia Dortmund (3-1), la de 1998 ante el Real Madrid (1-0), la de 2003 con el Milan (0-0 y derrota en los penaltis) y la de 2015, jugada ayer contra el Barcelona (3-1).

El Madrid gana su décima Copa de Europa

    El Real Madrid consiguió el pasado sábado (día 24) por la noche su décima Copa de Europa recurriendo a la épica: fue perdiendo durante una hora, empató pasado el minuto 90, con ello forzó la prórroga y en la segunda parte de esta marcó tres goles.

    El Atlético de Madrid empezaría ganando el partido con un gol del uruguayo Godín (también autor del empate en el Nou Camp que daría a su equipo la Liga el sábado anterior) al rematar un córner poco después de la media hora. Este resultado, que le habría dado su primera Copa de Europa, duró hasta el descuento.

    Y cuando el Atlético estaba a punto de celebrar el título, Sergio Ramos marcó el empate a uno y se jugaría la prórroga. Su primera parte dejó igual el resultado. Pero en los quince minutos siguientes fueron cayendo los goles del Madrid: primero Bale hizo el 2-1, casi al final de la prórroga Marcelo marcó el tercero y aún tuvo tiempo el Madrid de hacer otro gol (Cristiano Ronaldo, de penalti cometido sobre él mismo).

    Con este resultado, el Madrid ya suma diez Copas de Europa y vuelve a ganar este título después de doce años (el anterior lo conseguiría en 2002, al superar por 2-1 al Bayer Leverkusen). Repasando la historia, ganó las cinco primeras (entre 1956 y 1960), logró la sexta en 1966, pasó más de treinta años sin volver a ser campeón de Europa, pero después consiguió tres títulos más en pocos años (1998, 2000 y 2002) y ha ganado la décima en el actual 2014.

    A cierta distancia le sigue el Milan, con siete títulos (el último ganado en 2007, desde entonces su máximo logro han sido unos cuartos de final en 2012 y la próxima temporada no jugará competiciones europeas tras una mediocre campaña en la Liga italiana), y más lejos están el Bayern de Múnich (campeón el año pasado) y el Liverpool, con cinco Copas de Europa cada uno; el Barcelona y el Ajax (cuatro títulos cada uno) y el Inter de Milán y el Manchester United (tres veces campeones de Europa).

    Para Carlo Ancelotti, entrenador del Madrid, supone la tercera Copa de Europa en su palmarés: las dos anteriores las ganó con el Milan (en 2003 y 2007, siendo las últimas que logró el equipo italiano, actualmente en horas bajas). También es la tercera que consigue Casillas, también campeón de Europa con el Madrid en 2000 y 2002, y la segunda para Cristiano Ronaldo, que ya había sido logrado este título con su anterior equipo, el Manchester United.