Blogia
El blog de Silverfox

Un año después de las elecciones, fracaso total del Gobierno

    El 20 de noviembre de 2011 (ayer hizo un año exacto) se celebraron las últimas elecciones presidenciales. El resultado no pudo ser más contundente en favor del PP, que logró una holgada mayoría absoluta: 186 escaños, cuando lo mínimo necesario para conseguirla son 176, y superando el resultado obtenido en 2000, cuando José María Aznar, tras gobernar cuatro años con mayoría simple y pactando con partidos nacionalistas, llegó a los 183.

    La pésima política realizada por el PSOE en su última legislatura y el buen recuerdo de los años de Aznar, caracterizados por una buena marcha de la economía, fueron elementos decisivos para este resultado.

    Mariano Rajoy, que ya había sido dos veces candidato a la presidencia del Gobierno (en 2004 y 2008, perdiendo ambas elecciones ante Zapatero), alcanzaría su objetivo al tercer intento. Un mes después, en vísperas de las Navidades, él y sus ministros tomaron posesión de sus cargos.

    Si hacemos un balance del tiempo que el PP lleva de nuevo en el poder es muy difícil encontrar algún punto positivo.


    A principios de febrero, entró en marcha la última reforma laboral, que empeora y precariza las condiciones de trabajo, aunque oficialmente su función sea crear empleo.

    http://economia.elpais.com/economia/2010/06/11/actualidad/1276241583_850215.html


    En realidad, está consiguiendo lo contrario: al facilitar el despido, se ha disparado el número de ERE’s (Expedientes de Regulación de Empleo) y el paro ha seguido aumentando de forma vertiginosa, hasta superar el 25% de media nacional y el 30% en algunas regiones, como Andalucía, Extremadura o Canarias.

    http://economia.elpais.com/economia/2012/10/25/actualidad/1351155984_731712.html

    http://www.elmundo.es/elmundo/2012/10/26/economia/1351235039.html


    Los presupuestos de Educación y Sanidad han sido recortados considerablemente: 10.000 millones de euros en total:

    http://politica.elpais.com/politica/2012/04/09/actualidad/1333985643_619652.html


    Otro de los aspectos más polémicos de la política gubernamental fue la aprobación del copago sanitario, que obliga a las personas en activo a pagar un 50% del coste de los medicamentos que se les recete y un 10% a los jubilados, que hasta entonces estaban exentos:

    http://www.elmundo.es/elmundo/2012/04/18/espana/1334716425.html


    La prima de riesgo se mantuvo estable por debajo de los 400 puntos durante los primeros meses del actual Gobierno, pero a principios de abril superó esa barrera psicológica y desde entonces pocas veces ha bajado de esa cifra (hace varias semanas llegó a los 370 puntos). Superó por primera vez los 600 puntos en julio, aunque desde hace una temporada se mantiene por debajo de los 500 (esta semana empezó en 454 puntos y ha bajado hasta 428).


    Los empleados públicos han sido uno de los colectivos más afectados por los "ajustes" llevados a cabo por el Gobierno, al verse obligados a trabajar más horas (de 35 a 37,5 semanales), sufrir una reducción de los días de asuntos propios que pueden disfrutar al año (sólo tres, cuando en algunos organismos, como las universidades andaluzas, tenían derecho a diez "moscosos" anuales) y la supresión de la paga extra de diciembre. Todo ello unido a los recortes iniciados en mayo de 2010, cuando el Gobierno de Zapatero redujo un 5% el sueldo de los empleados públicos.


    Tampoco los autónomos tienen muchos motivos para estar satisfechos con el Gobierno: las subidas del IRPF en seis puntos, vigente desde septiembre (del 15 al 21%) y del IVA en tres (del 18 al 21%), unidas a la menor demanda provocada por la crisis, están provocando fuertes disminuciones de ingresos en muchos pequeños negocios y el cierre de algunos. Cada vez se ven más locales comerciales vacíos o con carteles de "Se traspasa", "Se alquila" o "Cierre por liquidación". Los cierres de pequeñas y medianas empresas son un buen termómetro para medir la magnitud de la crisis y, si se producen con mucha frecuencia, dan un aspecto fantasmagórico a algunos barrios urbanos.


    Debido a este empeoramiento de la situación económica y de las condiciones de vida de la gran mayoría de los españoles, durante este año se han producido dos huelgas generales (29 de marzo y 14 de noviembre) y muchas otras movilizaciones ciudadanas, como la realizada el 25 de septiembre con la idea de rodear el Congreso.


    Quizá entre las pocas noticias positivas sobre la evolución reciente de la economía española se pueda encontrar la reducción del déficit comercial y la mejora del estado de la balanza de pagos, al aumentar las exportaciones (una asignatura pendiente desde hace tiempo) y disminuir las importaciones:

    http://www.mineco.gob.es/portal/site/mineco/menuitem.ac30f9268750bd56a0b0240e026041a0/?vgnextoid=d8d5d27dbd27a310VgnVCM1000001d04140aRCRD&vgnextchannel=864e154527515310VgnVCM1000001d04140aRCRD


    Otro aspecto interesante es el mantenimiento de un considerable nivel de actividad en algunas fábricas españolas de automóviles. A pesar de la gran caída en las ventas de coches en España en los últimos años, debemos tener en cuenta que más del 80% de la producción de la industria española del motor se destina a la exportación.

    En este caso, la fábrica de Ford de Almusafes (Valencia) producirá el Mondeo y dos furgonetas (S-Max y Galaxy) y las fábricas de Renault de Palencia, Valladolid y Sevilla emprenderán un plan industrial que supondrá la creación de 1.300 empleos:

    http://www.eleconomista.es/ecomotor/motor/noticias/4346470/10/12/Ford-lleva-la-produccion-de-los-nuevos-Mondeo-SMax-y-Galaxy-a-su-planta-de-Valencia.html

    http://www.eleconomista.es/castilla_y_leon/noticias/4409507/11/12/Las-factorias-espanolas-se-aseguran-su-futuro-al-lograr-el-plan-industrial-de-Renault.html


    Pero estas pocas noticias positivas son sólo un oasis en medio del desierto y no sirven para evitar tener la sensación de que el Gobierno de Rajoy es posiblemente el peor en la historia de la actual democracia española (que no se implantó ayer, sino que lleva 35 años). Parecía imposible hacer bueno a un presidente tan desastroso como Zapatero, pero es indudable que Rajoy lo está logrando y más de uno lo piensa. Recurrir constantemente a la herencia del PSOE para justificar políticas antisociales y que no mejoran la situación economía ya no sirve como pretexto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres