Blogia
El blog de Silverfox

Clubes históricos de fútbol venidos a menos (I)

    Hay un gran número de clubes españoles de fútbol que llegaron a jugar en Primera División y hasta disputaron competiciones europeas o hicieron temporadas más que dignas en la máxima categoría de este deporte, pero por diversas circunstancias ahora se mueven en categorías más bajas, sobre todo, en Segunda División B.

    Algunos de ellos son:

    - Alavés. Este equipo vitoriano vivió sus mejores momentos en los primeros años de la década pasada. Ascendió en 1998 a Primera División (después de más de 40 años sin jugar en ella), donde permaneció cinco temporadas seguidas. En la primera, quedó 16º y se mantuvo a duras penas.

    Pero, en la siguiente (1999-2000) hizo una gran campaña, quedó 6º (el mejor puesto de su historia), teniendo posibilidades de quedar entre los cuatro primeros y se clasificó para la Copa de la UEFA.

    Un año después, llegaría a la final de esa competición europea (que perdería en la prórroga por 5-4 ante el Liverpool, aunque igualando un 2-0 y un 3-1), tras eliminar a equipos como el Inter o el Kaiserslautern a otro club español, el Rayo Vallecano, que tambien hizo un buen papel en esa competición, llegando a cuartos de final. Su temporada en Liga no fue tan brillante, quedando en 10º lugar.

    En la temporada 2001-2002, hizo un excelente primer tercio de Liga y llegó a ser líder a principios de diciembre. A partir de ahí, bajó su nivel de juego y resultados y realizó una segunda vuelta algo floja, pero sumó los suficientes puntos para quedar 7º y conseguir, por segunda vez, clasificarse para la UEFA. Pero su papel en esa competición sería pobre (nada que ver con la temporada 2000-2001) y, ante todo, acabaría descendiendo a Segunda División varias jornadas antes de la final. Hizo una primera vuelta decente, con 24 puntos, pero una segunda vuelta pésima, en la que sólo ganó dos partidos.

    Permanece dos años en Segunda, pero su retorno a Primera sólo durará una temporada, la 2005-2006. Tres años después (2009) sufrirá un nuevo descenso, a Segunda División B, un verdadero pozo negro del que a muchos equipos históricos les cuesta años salir, sobre todo, por la inexistencia de ascensos directos (los cuatro primeros de cada grupo juegan un play-off, en el que se decide quién sube a Segunda). Actualmente, y faltando una jornada por jugarse, ocupa la 5ª posición del grupo II de Segunda B, lo que le dejaría fuera de la promoción de ascenso y le haría permanecer una cuarta temporada consecutiva en esa categoría.

 

    - Albacete. Ascendió a Primera División por primera vez en su historia en 1991, junto con el Deportivo de La Coruña.

    Su debut fue extraordinario, estando la mayor parte de la temporada entre los cinco primeros de la clasificación y siendo, por tanto, un firme candidato a jugar la UEFA. Un pequeño bache en el tramo final le hizo bajar hasta la 7ª plaza y le impidió jugar en Europa, pero apenas empañó la gran campaña realizada por el equipo, que se ganaría el nombre de queso mecánico (en comparación con la Holanda de Cruyff y Neeskens, a la que se denominó la naranja mecánica). Permanecería en Primera cuatro temporadas más, hasta 1996, cuando descendió al perder la promoción con el Extremadura (que celebraría el primer ascenso a Primera de su historia).

    Tras una travesía en el desierto de siete años en Segunda División, volvería a Primera en 2003, de la mano de César Ferrando, que logró mantener al Albacete en la máxima categoría con cierta holgura y en un puesto intermedio, lo que le sirvió como escaparate para otros equipos (entrenaría al Atlético de Madrid). Pero, la temporada siguiente (2004-2005), el equipo manchego descendió otra vez y desde entonces no sólo no ha jugado más en Primera División, sino que bajó a Segunda B (como colista) la pasada temporada 2010-2011. Ahora ocupa el 3º puesto del grupo I de Segunda B y jugaría el play-off de ascenso a Segunda.

 

    - Cádiz. Club andaluz ya centenario, debutó en Primera División en la temporada 1977-1978, pero descendió al año siguiente.

    En la primera mitad de los 80 fue un equipo ascensor, pero después vivirá la mejor época de su historia, permaneciendo ocho años consecutivos en Primera (desde 1985 hasta 1993). En esa etapa, destacaron jugadores como el salvadoreño Mágico González, el argentino Óscar Dertycia (posteriormente, en el Albacete) o el joven canterano Francisco Kiko Narváez (que después brillaría en el Atlético de Madrid). Tras el descenso de 1993, el Cádiz bajó de nuevo al año siguiente y permaneció nueve años seguidos en Segunda División B (de 1994 a 2003).

    Estuvo dos años en Segunda y jugó de nuevo en Primera la temporada 2005-2006, en la que acabó penúltimo. Bajó a Segunda B en 2008, ascendió a Segunda el año siguiente (2009) y, de nuevo, descendió a Segunda B en 2010. Es líder del grupo IV de Segunda B y tiene garantizada la participación en el play-off desde hace varias semanas.

 

    - Castellón. Club levantino fundado a principios de los años 20, vivió sus mejores tiempos en la posguerra (años 40).

    Debutó en Primera División en la temporada 1941-1942, en la que terminó 8º. El año siguiente, logró la 4ª plaza, el mejor puesto de toda su historia, sólo superado por Athletic de Bilbao, Sevilla y Barcelona y quedando por delante de Valencia, Atlético Aviación (actual Atlético de Madrid) y Real Madrid.

    Permaneció seis años en Primera, hasta que en 1947 quedó colista (por entonces, la Liga tenía 14 equipos). Tardaría 25 años en volver a la máxima categoría, pero su retorno fue brillante y en la temporada 1972-1973 consiguió la 5ª posición (inmediatamente por encima del Valencia) y fue finalista de Copa. Descendió el año siguiente y tuvo un efímero retorno en la temporada 1981-1982, siendo el peor equipo con diferencia y uno de los peores colistas de la historia: sólo ganó tres partidos en 34 jornadas y sumó 12 puntos (el Hércules, que quedó penúltimo, llegaría a los 27). Sus últimas temporadas en Primera fueron la 1989-1990 (quedó 14º) y 1990-1991 (acabó 19º y descendió junto con el Betis).

    Desde entonces, el equipo levantino ha estado la mayoría del tiempo en Segunda División B, a la que descendió en 1994, tras tres temporadas en Segunda. Permaneció en esta categoría once años seguidos, hasta 2005, cuando ascendió a Segunda.

    Cinco años después, en la temporada 2009-2010, cayó otra vez a Segunda B. Su temporada reciente más destacable fue la 2007-2008, cuando quedó 5º. El año pasado (2011) sufrió por causas económicas y administrativas un nuevo descenso, que le hundió en Tercera División. Juega en el grupo 6 (correspondiente a Valencia) y ha quedado fuera del play-off de ascenso a Segunda B. Sin duda, el club castellonense vive uno de los peores momentos de su historia, ya que, además de jugar en Tercera, su situación económica es crítica y se halla al borde de la quiebra.

 

    - Extremadura. Club del pueblo pacense de Almendralejo, fundado a mitad de los años 20 como Club de Fútbol Extremadura, llegó a jugar dos temporadas en Primera División: 1996-1997 (quedó 19º en una Liga de 22 equipos y descendió a pesar de hacer una segunda vuelta más que digna) y 1998-1999 (quedó 17º y jugó la promoción, que perdería con el Rayo Vallecano). A partir de ahí, sufriría un declive progresivo: descendió a Segunda B en 2002, a Tercera en 2007 y se disolvió en 2010 tras bajar a categoría regional.

    En 2007, se fundó otro club paralelo con el nombre de Extremadura Unión Deportiva, que actualmente se podría considerar su heredero y jugó en Segunda División B la pasada temporada 2010-2011.

 

    - Las Palmas. Club canario con indumentaria amarilla e historial notable, especialmente hasta finales de los años 80. Fundado en 1949 (veinte años después de que empezara a jugarse la Liga española), estuvo en Primera División buena parte de la década de los 50.

    Permaneció en Primera un total de 19 años seguidos, desde 1964 hasta 1983, y consiguió durante esa etapa los mayores éxitos de su historia: un segundo puesto en 1969, un tercer puesto el año anterior (1968), tres participaciones en la UEFA y una final de Copa (1978, cuando ya se llamaba Copa del Rey).

    En 1983, tras varios años en la cuerda floja, desciende a Segunda, vuelve a Primera en 1985, pero baja otra vez al cabo de tres años (1988).

    Las Palmas había jugado 29 temporadas en Primera, la mayor parte de su historia, si tenemos en cuenta que se fundó a finales de los años 40. Desde entonces, en casi un cuarto de siglo, el equipo canario sólo ha vuelto a estar dos temporadas en Primera División: la 2000-2001 (quedó en un puesto intermedio y se mantuvo sin problemas) y la 2001-2002 (estuvo muchas jornadas en posiciones cómodas de mitad de la tabla, pero descendió tras un pésimo final de temporada).

    En este periodo, ha vivido los siguientes ascensos y descensos: bajó a Segunda en 1988, a Segunda B en 1992, subió a Segunda en 1996, a Primera en 2000, descendió a Segunda en 2002, a Segunda B en 2004 (pese a que su delantero Rubén Castro, que actualmente triunfa en el Betis, fue Pichichi de Segunda) y ascendió en 2006 a Segunda, donde lleva seis temporadas consecutivas. En la actualidad, está haciendo una temporada aceptable en Segunda División: ocupa la 10ª plaza, con 49 puntos en 36 jornadas, y tiene la permanencia prácticamente asegurada.

    Ante todo, llama mucho la atención que Las Palmas, desde sus orígenes hasta finales de los 80, jugó casi las tres cuartas partes del tiempo en Primera División. En cambio, desde 1988 hasta ahora, en un total de 24 años, sólo ha estado dos temporadas en Primera (menos de un 10% del tiempo).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres