Blogia
El blog de Silverfox

La selección gana la Eurocopa, pero sigue la crisis

    La selección española de fútbol consiguió ayer ganar la Eurocopa por tercera vez en su historia, al superar en la final por un rotundo 4-0 a Italia. Al descanso, ya ganaba España por 2-0, con goles de David Silva y Jordi Alba. En la segunda parte, los italianos sólo apretaron al principio, pero España apenas pasó apuros para mantener esa clara ventaja y la amplió en el tramo final del partido con goles de Fernando Torres (que había salido pocos minutos antes) y Juan Mata (ambos jugadores del Chelsea, actual campeón de Europa).

    El resultado del partido es el más amplio en la historia de las finales de los Mundiales y Eurocopas de fútbol, ya que hasta entonces nunca un campeón había superado en la final por una diferencia tan clara a su rival. Los resultados más contundentes que se habían dado en finales de estas competiciones habían sido, en el caso de la Eurocopa, un 3-0 de la selección de Alemania Federal (antigua Alemania occidental) contra la Unión Soviética en 1972, mientras en los Mundiales se han dado tres triunfos de campeones en las finales por tres goles de diferencia: 5-2 de Brasil ante Suecia en 1958 (siendo la selección escandinava el equipo anfitrión y marcando Pelé, con sólo 17 años, tres goles en ese partido), 4-1 de nuevo de Brasil en la final del Mundial de 1970, celebrado en México, ante Italia (el mismo rival de España ayer) y el 3-0 conseguido por Francia en el Mundial de 1998 (organizado por ella misma) ante Brasil.

    Asimismo, España se convierte, junto con Alemania, en la selección con más Eurocopas de la historia, al sumar tres títulos (los dos anteriores los consiguió en 1964 y 2008). También es inédito el hecho de que una selección nacional gane en cuatro años dos Eurocopas y un Mundial: el triplete logrado por la selección española (Eurocopa 2008, Mundial 2010 y Eurocopa 2012) no había sido nunca antes conseguido por otro equipo nacional. Sólo le queda agrandar su palmarés ganando más Mundiales (de momento, tiene uno, el de Sudáfrica, celebrado hace dos años, aún le queda bastante para acercarse a los cinco títulos de Brasil, los cuatro de Italia o los tres de Alemania, si ganase el siguiente, que se celebrará en Brasil dentro de dos años, igualaría a Argentina y Uruguay).

    Pero estos logros deportivos, indudablemente meritorios, de la selección nacional de fútbol, no deberían servir como cortina de humo que ocultase la mala situación económica del país.

    La prima de riesgo, aunque se relajó el viernes pasado, sigue estando cerca de los 500 puntos (aunque durante casi toda la semana pasada se movió entre 530 y 550), casi la cuarta parte de la población activa está en paro (en algunas regiones, como Andalucía y Canarias, el paro supera el 30%), un índice propio de un país tercermundista, los salarios son muy bajos en relación a los precios (que no han parado de crecer desde la entrada del euro, hace ya diez años, igualándose e incluso superando a los de otros precios) y no permiten que mucha gente pueda vivir por su cuenta (así es como se explica que haya tantos mayores de 30 años viviendo aún con sus padres) y miles de empresas (especialmente, pequeños negocios, que se ven muy afectados por la caída del consumo) quiebran todos los meses.

    Incluso, para ilustrar la intensidad de la crisis, muchos españoles han emigrado en los últimos años y muchos otros lo seguirán haciendo en los siguientes si no mejora la situación económica. En primer lugar, los emigrantes han sido profesionales altamente cualificados, como médicos, ingenieros, arquitectos o investigadores científicos, pero cada vez en esta emigración entrará más gente que no tenga un nivel profesional tan elevado y que, simplemente, huirá de regiones y comarcas en las que más de la mitad de los jóvenes no tienen trabajo y son verdaderos páramos económicos, empresariales, industriales y laborales, donde ya ni siquiera queda la opción de opositar para lograr una plaza en la Administración, prácticamente la única salida es vivir con los padres indefinidamente y hasta resulta muy difícil acceder a las profesiones menos cualificadas (como camarero o mozo de almacén).

    Siempre se pone como excusa que la crisis es mundial y que afecta a todos los países, pero eso no es del todo cierto. Está dándose con mayor fuerza en el sur de Europa (España, Portugal, Italia, Grecia), pero otros países, especialmente los nórdicos, empiezan a superarla y mejoran gradualmente sus indicadores económicos (sus tasas de paro son mucho más bajas que las de España o Grecia, sus niveles de renta siguen estando entre los más altos del mundo y son grandes productores y exportadores de alta tecnología, gracias a sus esfuerzos en Investigación, Desarrollo e Innovación).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres