Blogia
El blog de Silverfox

La Liga española, cada vez más parecida a la escocesa

    La pérdida de calidad y nivel competitivo de la Liga española es una tendencia que lleva dándose varios años, pero cada vez se hace más evidente. Abundan los periodistas que repiten como loros amaestrados que tenemos la mejor Liga del mundo, pero en realidad no se lo creen ni ellos, ya que son simples mercenarios que están pagados para repetir esa coletilla, pero si tienen una mínima idea de fútbol se habrán dado cuenta desde hace tiempo que no es cierto (a no ser que las demás Ligas europeas sean tan pobres que la española hasta parezca buena).
 

     Se puede definir así de forma resumida la Liga española actual: un equipo que juega de lujo y también raya a un gran nivel en Europa (el Barcelona), otro que intenta seguirle la estela y que mantiene una distancia considerable sobre los que vienen después (el Real Madrid), otros dos o tres equipos que también juegan bien y se mantienen unos peldaños por abajo de los dos anteriores y el resto, que son más o menos igual de malos, no tienen una mínima regularidad, suelen hacer partidos infumables y muchas veces ganan más por errores del contrario que por sus propios aciertos.

     Es cierto que el Real Madrid y el Barcelona han ganado históricamente la mayoría de las Ligas, pero de vez en cuando había otro campeón, como el Atlético de Madrid, el Athletic de Bilbao o el Valencia. También llama la atención la gran diferencia de puntos de esos dos equipos respecto a los demás: el año pasado, el Barça y el Madrid sacaron 28 y 25 puntos, respectivamente, al 3º (el Valencia) o 36 y 33 al 4º (el Sevilla).

     Otra prueba del bajo nivel de la Liga es que todos los equipos a partir de mitad de la tabla para abajo son casi igual de malos y los que están más abajo ganan partidos de vez en cuando y no es raro que un equipo que esté en un puesto intermedio pierda con el Málaga o el Almería.

     Hay competitividad, pero sólo de la zona europea para abajo, de forma que hay más puntos de diferencia entre el 2º (Real Madrid) y 3º clasificado (Valencia) que entre el 7º (Sevilla) y el colista (Málaga). 

     Eso se llama igualdad por abajo y no es raro que el Málaga o el Almería ganen de vez en cuando a algún equipo que esté en torno al 10º puesto (como la victoria del Málaga ayer en Anoeta) o incluso en zona europea (recordemos que el Almería ganó 1-3 al Sevilla en Nervión antes de Navidad). Probablemente, el Málaga sea el colista con más puntos de todas las Ligas europeas y uno de los mejores de la historia de la Liga española, cuando en otros países los colistas a estas alturas están más que descolgados.

     Esa mezcla de gran superioridad de dos equipos de arriba con gran igualdad en la zona media y baja de la clasificación, unida a un pobre nivel de juego de la gran mayoría de equipos, es propia de Ligas menores.

     Siempre nos quedará consolarnos con el declive actual del fútbol italiano, del que también se ha escrito otro artículo hace unos días bajo el título "El fútbol italiano, de capa caída": papelón de la selección italiana en el último Mundial (eliminada por un debutante como Eslovaquia, que le marcó tres goles) y de los clubes sólo queda en Europa el Inter, que probablemente caerá dentro de unos días (ya perdió en casa con el Bayern).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres