Blogia
El blog de Silverfox

Inmigración y burbuja inmobiliaria

    Algunas personas dicen que debemos fijarnos en los verdaderos culpables de la crisis y no dejarnos llevar por cortinas de humo que desvíen la atención. Pues bien, de acuerdo, ¿y quiénes son? ¿Cómo actuaron?

    Antes de responder esta cuestión, hay que tener en cuenta estos dos puntos que son fundamentales y no deben ofrecer la más mínima duda a cualquier persona bien informada:

    1) La burbuja inmobiliaria y la inmigración van estrechamente unidas (de hecho, entre los países donde ha sido mayor la burbuja, no ha habido una sin la otra).

    2) Ha sido un proceso dirigido por organismos supranacionales, más allá de los gobiernos de cada país. Es decir, no ha sido casual. Los gobiernos nacionales han seguido órdenes o directrices de un tercer "ente", que podría ser el Club Bilderberg o la Comisión Trilateral.

    La "progresía", hábilmente moldeada desde los grandes medios de comunicación, verdaderas instituciones del sistema, ha apoyado la inmigración con las mismas ganas con que algunos defendían la burbuja y la subida indefinida del precio de los pisos.

    Y lo más misterioso y siniestro de todo, es que los mismos argumentos se han dado en las distintas lenguas de cada país. Misteriosamente idénticos reportajes, similares escritores e "intelectuales", parecidos programas, han apoyado la inmigración, han hablado de las bondades (cuando no la necesidad) del mestizaje y la multiculturalidad, y han dicho las mismas patrañas con independencia del país en cuestión. Por supuesto, el que no estuviera de acuerdo con esas ideas era un racista, un xenófobo y un heredero ideológico de Hitler.

    Aquí, y con esto podemos concluir esta reflexión, aún recuerdo a un político del PP, quizá fuese Mayor Oreja, diciendo que "la población tiene que acostumbrarse a la inmigración, que es un proceso que va a continuar y aumentar en los próximos años". Por no hablar de las encuestas sobre "xenofobia" realizadas entre españoles, que daban altos índices de rechazo a la inmigración, ante las cuales los políticos decían "hay que educar a la población para que tolere a los inmigrantes". Es decir, en lugar de hacer lo que la población quería (lo típico de una democracia), pretendían adoctrinarla (lo típico de una dictadura fascista, y eso que Franco murió hace más de 30 años y Hitler y Mussolini en el ya lejano 1945).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres