Blogia
El blog de Silverfox

La revolución digital oculta la realidad: somos muy pobres

    Imagina que no tienes movil ni internet, ni GPS en el coche ni pantalla de LCD en el salón de tu casa. La musica la escuchas en discos y cintas y no en MP3/MP4.

    Imagina este escenario.

    Imagina que no lo tienes no porque no puedes comprarlo, sino porque jamás ha existido.

    Imagina una vivienda que valga tu sueldo íntegro de apenas 4 ó 5 años.

    Imagina que puedes mantener a 3 hijos y a tu mujer tú solo, sin que tu mujer tenga que trabajar.

    Imagina que a los 40 puedes plantearte tranquilamente comprarte un chalet en la sierra o un apartamento en la playa.

    Imagina........

    Tenemos un poder adquisitivo bajísimo en comparación con la generación de nuestros padres, pero gracias a la revolución digital (y también, por qué no decirlo, a la solidaridad familiar) la gente no es consciente del tema.

    Esta caída de poder adquisitivo se debe, en gran parte, a la monstruosa subida del precio de la vivienda, que no ha venido acompañada de un aumento paralelo de los salarios. Pero no es sólo la vivienda: desde la entrada del euro, en general, los precios se han incrementado rápidamente y los sueldos se han mantenido, e incluso, descendido en muchas profesiones (debido en buena medida a la inmigración masiva).

    En definitiva, somos pobres de solemnidad pero con iPod, móvil de última generación, MP4 y otras chorradas tecnológicas.

    Muchas personas no se dan cuenta de que sin sus padres con lo que ganan  no podrían tener un techo digno para cobijarse ni una familia, estarían literamente con una mano delante y otra detrás y yendo a comer a Cáritas. Si eso no es ser pobre que baje Dios y lo vea.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres